Ajo negro

10.10.2016

Hoy mi blog lo voy a dedicar al ajo negro. El ajo negro se ha puesto muy de moda y yo no me he podido resistir a probarlo hace ya algún tiempo. Personalmente lo llevo tomando algún tiempo en ayunas y es sorprendente como mejora la piel del rostro y la energía que da.

QUE ES EL AJO NEGRO

Ahora diras; Que es el ajo negro? Pues el ajo negro es el ajo blanco común que todos conocemos y que poco a poco se está consumiendo más en nuestro país. Se ha convertido no sólo en la nueva dieta de las famosas, sino además en un ingrediente gourmet. Ferran Adrià, por ejemplo, lo introdujo ya en el verano de 2007 en los menús de "El Bulli". Es un producto originario del Japón y hoy en día no es nada difícil de encontrar en los grandes almacenes.

El ajo negro se obtiene a partir del ajo blanco. El ajo negro, a diferencia de lo que muchas personas piensan, no es un cultivar o variedad nueva de ajo; si no que se obtiene mediante una largo proceso de fermentación con temperatura constante, del ajo común.

SABOR

El sabor del ajo negro es mucho más dulce que el ajo blanco. Las fuentes del mal aliento desaparecen ya que los compuestos causantes de su fuerte olor son eliminados por el proceso de fermentación. Su tiempo de elaboración depende de las condiciones de humedad y de temperatura que se apliquen.

Su sabor se vuelve suave y tierno con ligeros toques balsámicos y su olor dicen que recuerda a la mora confitada pero a mí personalmente me recuerda al regaliz.

A simple vista la forma de la cabeza y de los dientes de ajo son de igual forma que la del ajo común. Sin embargo al observarlo podemos ver como por fuera es de color algo más tostado y al pelar el diente de ajo, comprobaremos que es totalmente negro. Este tipo de ajo es mucho más fácil de digerir, sobre todo para las personas que suelen repetir su sabor, por lo que no resulta nada indigesto, tampoco deja mal aliento.

PROPIEDADES MEDICINALES

El ajo negro no solo conserva las mismas propiedades medicinales y nutritivas que el ajo común, sino que las supera ya que la concentración y los compuestos del ajo negro son 10 veces mayores en comparación. Lo más aconsejable es consumir entre 1 a 3 dientes de ajo negro diario, preferentemente por la mañana antes del desayuno y siempre alejados de los horarios de sueño (ya que son estimulantes, como dije antes).

Se recomienda su consumo sobre todo en los meses de otoño e invierno y en los cambios de estación, momentos del año cuando nuestras defensas suelen debilitarse un poco.

Algunos beneficios para la salud son por ejemplo a nivel circulatorio ya que es hipotensor, antiséptico, antibiótico, diurético, digestivo, expectorante y un magnífico antioxidante. El ajo contiene los precursores de alicina, uno de los compuestos antioxidantes más potentes del reino vegetal. De igual manera el ajo tienen un efecto alcalinizante en el cuerpo, y esto se cree que ayuda a proteger contra enfermedades, incluyendo el cáncer (dado que los tumores son ácidos).

En caso de tener colesterol alto, el consumo regular de ajo negro es adecuado para reducir los niveles altos de grasas en la sangre (comprobado en consulta!)