Sacarina? No, Gracias!

10.10.2016

Hoy vamos a hablar un poco de los distintos edulcorantes que podemos encontrar y de cuáles son los más saludables, ya que sabemos que el azúcar blanco refinado no es la mejor opción. Con "Edulcorante" entendemos al grupo de aditivos utilizados para dar sabor dulce a los productos alimenticios, y/o que se usan como edulcorante de mesa.

Entre los más conocidos encontramos: Sorbitol, Manitol, Xilitol, Acesulfamo-K, Aspartamo, Ciclamatos, Sacarina... Productos que desde hace años forman parte de nuestra alimentación.En España, tenemos una lista de edulcorantes autorizados para alimentación y sus condiciones de uso, todo ello en el Real Decreto 2002/1995, de 7 de Diciembre de 1995, y sus modificaciones. Además, la EFSA (European Food Safety Authority) en Europa, y la FDA (Food and Drug Administration) en Estados Unidos evalúa de manera continua la seguridad de los edulcorantes alimentarios y marca sus condiciones de uso.

La sacarina es el edulcorante más extendido. No obstante, es de origen artificial. Esto hace que sea recomendable moderar su consumo ya que podemos encontrar sustitutos mucho más sanos que no perjudican nuestra salud como es el caso de la estevia. Otro edulcorante artificial muy extendido es el aspartamo y frecuentemente lo consumimos bajo el nombre de sacarina. Es el más usado en la industria alimenticia.

Pues bien, aunque el consumo de ambos edulcorantes está perfectamente aprobado, se les suele relacionar con enfermedades como el cáncer o incluso el fomento de la diabetes. Cada uno es libre para tomar (y pensar) lo que quiera pero cada vez hay más estudios científicos que demuestran que no son del todo saludables.

Personalmente utilizo como edulcorante La Estevia. La Estevia es un edulcorante natural cada vez más consumido. Procede de una planta tropical nativa de Paraguay. Contiene fibra, vitaminas y minerales. Además numerosos estudios afirman que tiene efectos beneficiosos para la salud: La estevia consumida en fresco o en infusión actúa como regulador del nivel de azúcar en la sangre en casi todos los diabéticos tipo II y en un alto porcentaje de los de tipo I, pues su efecto medicinal actúa estimulando la actividad del pàncreas. También regula la tensión y es capaz de quitar la ansiedad por la comida.

La estevia es una planta que por sí misma pondría al descubierto el negocio nada ético del aspartamo (edulcorante químico artificial cancerígeno) y reduciría en buena medida el consumo de medicamentos e insulinas de producción transgénica. En países como Estados Unidos, Japón, Brasil, Argentina, Colombia, China, India, Australia y Tailandia, entre otros, la Estevia se utiliza masivamente con gran éxito y sin ninguna contraindicación.

Uso medicinal de la Estevia

La dosis utilizada por la mayoría de personas que han observado efectos beneficiosos es: Para más comodidad se puede hacer una vez al día la infusión y guardar en la nevera en bote de cristal cerrado la infusión sobrante para la toma siguiente. Por ejemplo, si queremos hacer un litro, añadimos una cucharada sopera colmada al agua hirviendo, apagamos el fuego, agitamos suavemente, dejamos reposar unos 10 minutos y se pasa por un colador. La infusión debe guardarse en frigorífico ya que con un litro tendremos para dos días. Tomaremos un vaso en ayunas por la mañana y otro antes de cenar o de ir a dormir.

Observaciones: l

as personas con diabetes deben ir comprobando los niveles de glucemia para adecuar la medicación a los niveles que resulten conforme se va tomando estevia (es su médico que debe cambiar las dosis de sus medicamentos!!)Igualmente, las personas con tendencia a la tensión baja y las que estén tomando medicación hipotensora deben tener en cuenta los posibles efectos de esta planta.

La estevia en gotas tal como se puede obtener en algunos establecimientos NO tiene propiedades medicinales, ni la Estevia en polvo (blanco) que se venden en los grandes superficies!!!

Estevia es de color verde y se debe tomar la planta seca!